lunes, 14 de mayo de 2012

REGINA COELI DEL 13/05/2012: MARÍA SIEMPRE QUIERE CONSOLAR A SUS HIJOS

Arezzo y Sansepolcro —dos comunidades que a lo largo de los siglos han encarnado el modelo de la «ciudad del hombre» construida a imagen de la «Ciudad de Dios»— acogieron el domingo 13 de mayo a Benedicto XVI en su primera visita a tierra toscana. Una visita que tenía programada también una etapa en el santuario franciscano de La Verna, donde San Francisco de Asís recibiera los estigmas, anulada en el último momento a causa del mal tiempo.

Terminada la celebración eucarísitica, el santo padre Benedicto XVI recitó el Regina Coeli con los fieles reunidos, encomendando a la Virgen de la Consolación todas las intenciones de la nación italiana.
 
Compartimos a continuación las palabras del Papa antes del rezo del Regina Coeli:
 
¡Queridos hermanos y hermanas!
 
Al concluir esta celebración litúrgica, el momento de la oración mariana nos invita a todos a acercarnos espiritualmente delante de la imagen de la Virgen del Consolación, conservada en la catedral.
 
Como Madre de la Iglesia, María Santísima quiere siempre consolar a sus hijos en los momentos de mayor dificultad y sufrimiento. Y esta ciudad ha experimentado muchas veces su maternal ayuda. Por lo tanto también hoy nosotros confiamos a su intercesión a todas las personas y las familias de su comunidad que se encuentran en mayor necesidad.
 
Al mismo tiempo, mediante María invocamos de Dios el consuelo moral para que la comunidad de la ciudad de Arezzo, y toda Italia, reaccione a la tentación del desánimo y, tomando fuerza de la gran tradición humanística retome con decisión la vía de la renovación espiritual y ética, la que solamente puede conducir a una auténtica mejoría de la vida social y civil. Cada uno en esto, puede y debe dar su contribución.
 
¡Oh María, Virgen del Consolación, ruega por nosotros!

No hay comentarios: