martes, 15 de mayo de 2012

LOS NIÑOS NO PUEDEN SEGUIR MURIENDO O QUEDANDO INVÁLIDOS POR HAMBRE

Ciudad de México (Agencia Fides) - No pueden seguir muriendo niños o quedando inválidos por hambre. Es lo que se desprende de un documento publicado por la Arquidiócesis de México, que propone algunas acciones para el establecimiento de un acuerdo nacional para hacer frente a este drama.

Para fortalecer la conciencia social sobre los niveles de pobreza y de la desigualdad que existen en México, la Iglesia Católica ha publicado su segundo informe nacional "Dolor de la Tierra, Dolor de los pobres. ¡Actuemos ya!" en el que destaca que "no es tolerable que puedan sobrevivir con hambre y sed una cuarta parte de los mexicanos; no pueden seguir muriendo niños o quedando inválidos por hambre".

"Ni - continúa el documento - tampoco es posible que existan comunidades dónde más de 90 por ciento vivan en pobreza. No se puede continuar con una política de desarrollo social de miras estrechas que no logra ir más allá de paliar las emergencias sin pensar en lo que es indispensable para la vida cotidiana de las personas". La propuesta de la Arquidiócesis es la de dar vida a "un acuerdo nacional para fijar prioridades para atender la pobreza y la desigualdad, promover la movilización y concentración de voluntades solidarias y lograr acuerdos a niveles comunitario, regional y nacional".

En el trabajo coordinado por Cáritas Mexicana, el titular de la Comisión Episcopal de Pastoral Social (CEPS-Cáritas), Su Exc. Mons. Gustavo Rodríguez Vega, Obispo de Nuevo Laredo ha destacado que "hay situaciones que exigen de nosotros nuevas actitudes y acciones que no pueden postergarse más".

No hay comentarios: