domingo, 19 de noviembre de 2017

VIDEO DEL ÁNGELUS DEL 19/11/2017

En el Ángelus de este 19 de noviembre, fueron protagonistas los pobres, cuya Jornada Mundial instituida por el Papa Francisco se celebró durante todo el día. Primero con una Misa y después con un almuerzo para 1,500 de ellos en el Aula Pablo VI del Vaticano en el que participó el Pontífice. Luego de la Misa en la Basílica de San Pedro, el Santo Padre presidió el rezo del Ángelus desde la ventana del Palacio Apostólico y explicó el Evangelio del día en el que se narra la parábola de los talentos. Al final del rezo del Ángelus el Papa Francisco volvió a referirse a la Jornada Mundial de los Pobres recordando especialmente a las poblaciones que viven una dolorosa pobreza a causa de la guerra y de los conflictos.

HAGAMOS FRUCTIFICAR LOS TALENTOS: ÁNGELUS DEL 19/11/2017

El Papa Francisco, en la cita para el rezo del Ángelus este 19 de noviembre, invocó la ayuda de la Madre de Dios, «para que permanezcamos fieles a la voluntad de Dios haciendo fructificar los talentos con los que nos ha dotado». El Obispo de Roma hizo hincapié en que «Jesús nos muestra la generosidad y el cuidado premuroso del Padre de tantas formas: con su palabra, con sus gestos, con su acogida hacia todos, en especial hacia los pecadores, los pequeños y los pobres – como hoy nos recuerda la I Jornada Mundial de los Pobres – pero también con sus advertencias, que revelan su interés para que nosotros no desperdiciemos inútilmente nuestra vida». En la celebración de la Jornada que él ha querido ofrecer a la Iglesia universal para «que en todo el mundo las comunidades cristianas se conviertan cada vez más y mejor en signo concreto del amor de Cristo por los últimos y los más necesitados», el Papa reiteró que Dios tiene un gran aprecio por nosotros y alentó a confiar en Él, a no tener miedo de Dios, pues el miedo nos inmoviliza y autodestruye. Reproducimos a continuación el texto completo de su alocución, traducido del italiano:

TODOS SOMOS MENDIGOS DEL AMOR DE DIOS: HOMILÍA DEL PAPA EN LA MISA EN LA JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES (19/11/2017)

En el marco de la celebración de la primera "Jornada mundial de los pobres" (instituida por el Papa Francisco con la carta apostólica "Misericordia et misera" al final del Jubileo extraordinario de la Misericordia), este 19 de noviembre, XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario, el Obispo de Roma celebró la Santa Misa en la Basílica de San Pedro. Reflexionando sobre el Evangelio de hoy, que nos habla de dones, el Papa recordó que todos somos destinatarios de los talentos de Dios, «cada cual según su capacidad». "En efecto -precisó- debemos reconocer que tenemos talentos, somos «talentosos» a los ojos de Dios. Por eso ninguno puede creerse tan pobre que no pueda dar algo a los demás". El Papa Francisco precisó luego que nos hará bien acercarnos a quien es más pobre que nosotros, recordándonos lo que verdaderamente cuenta: amar a Dios y al prójimo. "Sólo esto dura para siempre, todo el resto pasa; por eso, lo que invertimos en amor es lo que permanece, el resto desaparece". Compartimos a continuación, el texto completo de su homilía, traducido del italiano:

viernes, 17 de noviembre de 2017

PENSAR EN LA MUERTE HACE BIEN: EL PAPA EN CASA SANTA MARTHA (17/11/2017)

Reflexionar sobre el fin del mundo y también sobre el fin de cada uno de nosotros. Es la invitación que la Iglesia hace a través del pasaje del Evangelio de San Lucas propuesto por la liturgia del día y sobre el cual reflexionó el Papa Francisco en su homilía de la Misa de este 17 de noviembre en Casa Santa Martha. La Iglesia, que es madre – dijo el Papa – quiere que cada uno de nosotros piense en la propia muerte. Todos nosotros estamos acostumbrados a la normalidad de la vida: horarios, obligaciones, trabajo, momentos de descanso… Y pensamos que será siempre así. Pero un día – prosiguió diciendo el Santo Padre – llegará la llamada de Jesús que nos dirá: “¡Ven!”

jueves, 16 de noviembre de 2017

EL REINO DE DIOS CRECE A ESCONDIDAS: EL PAPA EN CASA SANTA MARTHA (16/11/2017)

El Reino de Dios no es un espectáculo, ni “un carnaval”, “no ama la publicidad”. El Espíritu Santo lo hace crecer, no “los planes pastorales”. Lo recordó el Papa Francisco en su homilía de la Misa de este 16 de noviembre en la capilla de Casa Santa Martha al comentar el Evangelio de San Lucas propuesto por la liturgia del día. En efecto, la reflexión del Pontífice giró en torno a la pregunta que los fariseos le dirigen a Jesús: “¿Cuándo vendrá el Reino de Dios?” “Siempre la duda”, la “curiosidad” acerca de cuándo vendrá el Reino de Dios, dijo el Papa.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

VIDEO DE LA CATEQUESIS DEL PAPA, EN ESPAÑOL (15/11/2017)

“La misa es oración”, ha dicho el Papa Francisco, y la oración es, “ante todo, diálogo, relación personal con Dios”, recordó. El Papa impartió la mañana de este 15 de noviembre, en la Audiencia General, la segunda catequesis sobre la Santa Misa, nuevo ciclo que comenzó la semana pasada. En esta catequesis, el Santo Padre reflexionó sobre la misa como “oración” y explicó que la misa es la oración por excelencia, la más alta, la más sublime, y al mismo tiempo la más “concreta”, y aclaró “porque es el encuentro de amor con Dios a través de su Palabra y del Cuerpo y la Sangre de Jesús. Es un encuentro con el Señor”.

CATEQUESIS DEL PAPA: LA MISA ES ORACIÓN Y ENCUENTRO CON JESÚS (15/11/2017)

Ser humildes y dejarse sorprender por Dios: estas son las dos condiciones indicadas por el Papa Francisco, durante la Audiencia General de este miércoles 15 de noviembre, para poder encontrarse con Dios en la Eucaristía. En su catequesis, el Santo Padre señaló que "la Misa es oración, aún más, es la oración por excelencia, la más alta, la más sublime y, al mismo tiempo, la más concreta. De hecho, es el encuentro de amor con Dios mediante su Palabra y el Cuerpo y la Sangre de Jesús". Afirmó que para comprender la belleza de la celebración eucarística hay que tener ese aspecto en cuenta. Asimismo, el Papa explicó la importancia del silencio en la misa: "Rezar, como cualquier diálogo verdadero, es también saber permanecer en silencio", y añadió que llegar antes de tiempo a la eucaristía, puede ser una ocasión para "prepararse al diálogo. Es el momento de recogerse en el corazón para prepararse al encuentro con Jesús". Compartimos a continuación, el texto completo de su catequesis, traducido del italiano: